#dubaitrip (Parte III)


Continuamos mi periplo por tierras dubaitíes 🐪

DAY 3

Como ya sabíamos que fuera del hotel no podíamos comer por ningún lado, decidimos pasar la mañana en la piscina de la azotea del hotel. Tengo que decir que el calor que hacía allí arriba era muy heavy, y cuando digo heavy digo que se podían cocer huevos en el agua.

Comimos en el restaurante del hotel, los dos solos. No había ni Cristo, bueno, ni Alá. Al acabar nos dirigimos al Burj Khalifa, el edifico más alto del mundo. Suena tentador, no?. Para poder subir al mirador tienes dos opciones: Sacar la entrada previamente por internet (Nosotros lo hicimos un mes antes. A precavidos no nos gana nadie) o por el contrario comprarlo allí mismo, pero vale más caro. Burj Khalifa tiene su propia parada de metro que conecta con el Dubai Mall, el centro comercial más grande y lujoso del mundo. Ya lo dije, aquí todo es inmenso. Una vez dentro del recinto no hizo falta hacer cola para subir ya que teníamos las entradas e íbamos de VIP. Esta gente lo tiene todo muy preparado, te hacen un recorrido por la historia del edificio: ¿cómo se construyó?, ¿cuanto tardaron? etc... Hasta que llegas al ascensor. THAT ELEVATOR! Tarda en subir 425 metros, la friolera cifra de un minuto. Un minuto na' más. Se te taponan los oídos y todo (Ni que estuvieras aterrizando desde un Boing 747). La sensación que tuve al salir del ascensor y asomarme al mirador no la puedo explicar con palabras. Lo vais a ver vosotros mismos:

¡Las vistas desde allí arriba son espectaculares! La visita que teníamos contratada duraba alrededor de 2 horas, pero en realidad puedes estar todo el tiempo que quieras. Te incluye dos pisos. La planta 124 tiene una terraza, una tienda de souvenirs (Un llavero pequeño = 10€. La cosa se pone cara) y tienes vistas 360º de Dubai. El piso 125 no tiene terraza pero si cristaleras que te permiten ver aún más alto, la ciudad. Insisto, es de lo mejor que podéis hacer si viajáis por aquí.

Por la tarde decidimos salir fuera del centro comercial a la zona de los laguitos azulinos que se ven en las fotos. Es donde está el espectáculo de fuentes más grande del mundo (Por delante del Bellagio de las Vegas). Leímos en una guía que el show empezaba sobre las seis de la tarde, pero no fue así. Durante el Ramadán está prohibido todo tipo de música así que hasta que no atardeciera las fuentes iban a estar muditas. Tengo que decir que ver el sol poniéndose detrás del Burj Khalifa es absolutamente ¡UNA PASADA!. ¿Y el espectáculo de fuentes? Pues bueno, había mucho hype en el ambiente. La gente lo comentaba: ¡Que empiece ya, que el público se va! (Sonaba ese tipo de cantinelas). El show de las fuentes estuvo entretenido pero tampoco fue aquello que dices: "Madre mía del amor hermoso esta gente como se lo trabaja. Qué bonito, uy, madre, que altos los cañones de agua..." NO. Cuatro chorritos al ritmo de una música árabe muy pegadiza = 2 minutos de espectáculo y ya. Un poco decepción.

DAY 4

Como cada mañana, la aprovechábamos para bañarnos en la piscina del infierno. Este día decidimos visitar el Spa del hotel. Estaba bastante bien y lo tuvimos todo para nosotros solitos. Las taquillas de los vestuarios se abrían automáticamente con una pulserita electrónica (waterproof) que te ponía el recepcionista de origen Tailandés (Hago hincapié en su nacionalidad porque esto le da categoría cultural al viaje, no por otra cosa). Alta tecnología tu. Esta gente está muy avanzada.

Después de llenar el estómago en el restaurante nos fuimos hacia una de las playas públicas que tiene Dubai. Escogimos la mejor, claro está. Queríamos estar lo más cerca posible del edificio más emblemático de la ciudad: Burj Al Arab. La playa a la que fuimos en metro y taxi se llama Jumeirah Beach Park y en una de las guías que teníamos decía que no estaba del todo equipada. Escaseaba de servicios. Esta playita pública tenía paneles solares con asientos en la arena para que cargaras tus dispositivos electrónicos con todo tipo de enchufes, duchas, chiringuitos, socorrista, parking... Véase la escasez de servicios. Aquí pasamos toda la tarde tomando el sol, bañándonos lo que pudimos (Había un oleaje que ya lo quisiera Bayona para 'Lo Imposible') y sobretodo haciéndonos fotos. Esas vistas no las teníamos todos los días. Increíble. De nuevo vimos como el sol iba escondiéndose poco a poco.

THE BEST

Cuando se te encoge el estómago al asomarte por la terraza del edificio más alto del mundo a más de 400 metros de altura.

THE WORST

La escasa duración del espectáculo de fuentes. Te venden la moto y luego no resulta ser tanto como dicen.

Y justo en este punto, con la mejor postal de Dubai despido el post. El próximo lunes tendréis disponible la cuarta parte del #dubaitrip y tengo que decir que fue de las más 'moviditas'.

#travel #dubai #burjkhalifa #khalifa #skyline #atthetop #burj #burjalarab #beach #jumeirah #sunset #fountain #views #trip #holidays

© 2016 by thisutopia.com - Barcelona - estautopia@gmail.com