Uluwatu + Seminyak Beach | 3a parte #Bali


Tercera y última parte del viaje a Bali... Here we go!

Sábado 10 8:00h, suena el telefono de nuestra habitación y nos avisan que nuestro guía Agung ya está en la puerta de la villa esperándonos con su coche. (El miércoles pasado habíamos acordado con él otra excursión para el sábado por la mañana. Si no tenéis la oportunidad de desplazaros con algun guía local, podéis cargaros de valor y alquilar un coche por Rastreator e ir libres sin depender de nadie). Nos prepararon los desayunos en un maravilloso alarde del concepto 'take away' (tuppers de poliexpan metidos en una bolsa de plástico) y nos fuimos dirección al sur de la isla: A las famosas playas de Uluwatu. Primera parada 'Dreamland Beach', situada dentro de un recinto semi-privado donde están construyendo hoteles de lujo y campos de golf para la gente más pudiente venga de turismo. Aquí estuvimos poquito tiempo porque todavía estaba el cielo encapotado. De Dreamland pasamos a la playa de Padang Padang. Para acceder a ella tienes que pagar la entrada al recinto ya que es como un santuario donde habitan los famosos macacos cangrejeros. Después de bajar unas cuantas escaleras llegas a una pequeña playa, no muy concurrida por turistas y sí de gente local. Tercera parada = el famoso mirador de 'Blue point'. En este lugar de la costa de Bali se practica bastante el surf así que podrás ver locales dedicados a este deporte y muchos turistas australianos encerando sus tablas (de surf).


Antes de irnos hacia nuestra villa para comer en ella, Agung no quiso que nos perdiéramos otro de los templos más exóticos de Bali: Uluwatu Temple. Como no, aquí también hay monos pero cuidado: estos están muchísimo más desarrollados que los del Monkey Forest. Han desarrollado otro instinto superior al de los Sapiens y son tan listos como los Sensorium de Sense8 (Si no habéis visto esta pedazo de serie de Netflix, estáis tardando amigos). Durante el día apenas salen para 'saludar' a los turistas, pero al atardecer como saben que hay mucha mas gente cargada de objetos/comida de fácil sustracción, salen en manada con estrategias de ataque perfectamente coordinadas para hacer de su crimen un auténtico arte milenario. Para entrar en el templo tienes que pagar religiosamente tus 60.000rp (4€) y ponerte el favorecedor y apetecible sari. Este templo está justo en uno de los acantilados más verticales de la isla. El recinto es bastante grande compuesto por diferentes edificios dedicados a los dioses hindúes y cuenta con una especie de anfiteatro para que los turistas se sienten a ver la puesta de sol. Si lo hubiéramos sabido antes, iríamos al atardecer y no a las 12 del medio día con el sol bien calentito. Agung había cogido un palo selfie de su coche y nosotros pensamos que sería para hacernos una foto los 3. Nada más lejos de la realidad, lo cogió para defenderse de los macacos cuando internaron robarle la chancla a Marc. Nunca les agrede ni les toca, solo es un aviso para que los monos retrocedan y dejen de cometer atrocidades vandálicas dignas de los peores casos de Hermano Mayor. Aún así, estos primates cogieron las gafas de sol de una turista caucásica y se las tiraron al precipicio con una facilidad pasmosa. Hijoputismo se llama eso en Indonesia y en España.


Vuelta a Seminyak, pero antes de llegar a la villa, hicimos una stop en un supermercado para comprar la comida de ese día y unos regalos para nuestros amigos y familiares. Hora de despedirnos de nuestro guía. *Aquí fue donde nos enteramos de la miseria que recibió por el tour de +12h que hicimos el miércoles por Ubud. Si no sabéis de lo que hablo pinchad en este enlace*. Siempre nos acordaremos de lo amable y dispuesto que siempre fue con nosotros.

En Seminyak hay una calle repleta de tiendas, la gente local le llama Seminyak Street pero no viene en el Google Maps con ese nombre así que preguntad por la calle 'comercial' de esa zona y todos te llevarán a ese punto. Allí cenamos unos calamares buenísimos en un lugar llamado 'The Library Coffee'.

Domingo 11

LAST DAY. Nuestra aventura por el paraíso se acaba. Después de recoger todos nuestros bártulos y cachivaches, comimos cerca de nuestra villa y nos dirigimos a Seminyak Beach para disfrutar del atardecer en la playa. Este lugar está repleto de chiringuitos y locales de copas con hamacas y mesas metidas en la arena. No os exageramos cuando os decimos que estuvimos como 7 horas en Blue 9 Beach. Un par de limonadas, una shisha para 2, hamburguesa, pizza y bebidas no nos costaron más de 25€. Prestad mucha atención a lo que viene ahora porque no tiene desperdicio: Como no podría ser de otra manera nos tenía que ocurrir algún tipo de desgracia como en el dubaitrip (pinchad en ese enlace y sabréis qué le pasó a mi iPhone). Cuando fuimos a pagar lo que habíamos consumido, Marc se da cuenta que no tiene su tarjeta de crédito. WHERE IS THE CARNET JÒVE a.k.a YOUNG CARD? Resulta que cuando sacamos dinero en un cajero de Seminyak Square, un centro comercial de la zona, se le olvidó extraer la tarjeta de la maquina. Este hecho ocurrió a las 3 de la tarde y en el momento en que nos dimos cuenta eran las 11 de la noche. Tuvimos que pedirle a un taxista que nos acompañara al centro comercial, nos esperara 1 minuto en la puerta mientras preguntábamos en recepción si la habían encontrado. La tenían ahí mismo, esperándonos, así que después de mostrarle que Marc era Marc y no un impostor de la Guerra Fría, salimos corriendo hacia 'el taxi'. Cuando salimos del parking de ese lugar, de repente, se nos cruza otro taxi delante nuestro derrapando cual protagonista de Fast & Furious y nos hace unos aspavientos con los brazos tratando de decirnos algo. Algo que carecía de significado para nosotros ya que no le entendíamos una m*. Después de 30 segundos recibiendo dicha información, entendimos que nos habíamos montado en el taxi incorrecto. No estábamos con nuestro taxista de antes. Así que con mucha dignidad y tras unos 'Esquiusmi, sorri, sorri' nos bajamos y entramos finalmente en el taxi correcto rumbo a nuestro hotel. NI LA EPOPEYA DE ULISES.


Y punto 'casi' final para este viaje de ensueño que hicimos apenas hace ahora un mes. De los exóticos bosques de Ubud a las playas paradisiacas del archipiélago Gili. Bali es una isla repleta de contrastes donde puedes perderte por selvas frondosas de árboles frutales, terrazas de arrozales o el bullicio de su capital Denpasar. El 90% de la población practica la religión hindú así que os podéis hacer una idea de la cantidad de templos que hay repartidos por toda su geografía: Tanah Lot y Uluwatu Temple, de los más alucinantes.

Por ahora lo dejo aquí, próximamente tendréis un recopilatorio de lo más importante que tenéis que saber para viajar a Bali, desde los vuelos, los alojamientos, el transporte, las excursiones y las atracciones locales. El video que os dejo hoy es sobre los días en Tanah Lot y Gili Island. Espero que lo disfrutéis. ¡Nos vemos muy pronto!


#bali #indonesia #vlogdeviajes #blogdeviajes #travelblog #travelvlog #uluwatu #seminyakbeach #uluwatutemple #dreamland #bluepoint #padanpadang #rastreator #alquilaruncoche #thelibrarycoffee #blue9beach #travel #viajar #utopia #youtube #queverenuluwatu #visitaruluwatu #visitarseminyakbeach #visitarplayaseminyak #quehacerenUluwatubali #quehacerenUluwatu #quehacerenseminyak #quehacerenseminyakbeach

© 2016 by thisutopia.com - Barcelona - estautopia@gmail.com